General

9 curiosidades sobre El Rocío

rocio curiosidades 

avatarmig2Mal año este para El Rocío. No porque la romería no se tome con la mayor de las ilusiones o con el mismo fervor que en otros pasados, sino porque al agua va a hacer un poco más complejo el desarrollo de la misma. Los caminos anegados por las intensas lluvias van a obligar a algún romero a calzarse los manguitos antes de llegar al Vado del Quema. Pero aprovechando que las carretas de plata ya están saliendo de la ciudad para surcar las arenas, hemos recopilado una serie de curiosidades sobre El Rocío que quizá no sabías. Aprender es casi siempre gratis y por supuesto siempre viene bien, así que te acercamos la romería con estas curiosidades -y de paso nosotros también aprendemos un poco-. Ya huele a marisma y romero. ¡Buen camino, rocieros!

1. Almonte vs Villamanrique

Complejo y arduo tema el del gentilicio que tenía aquel pastor al que se le apareció la Virgen del Rocío en las marismas de Doñana. Te dirán los almonteños -según el Libro de Reglas de la Hermandad Matriz de Almonte- que aquel pastor o cazador -no queda tampoco muy claro- era almonteño y que se le apareció la Virgen en una zona de zarzas en un árbol. Por otra parte, hablan también de que Alfonso X ya comentaba en sus escritos referencias a la ermita de Santa María de las Rocinas en el siglo XIII. Los manriqueños, por su parte, cuentan lo siguiente: “Pasados los años, uno de estos monteros, Gregorio Medina, el célebre cazador manriqueño que, ‘entrado el siglo XV de la Encarnación del Verbo, tuvo la suerte de encontrar en el hueco de un milenario acebuche, donde había sido ocultada para evitar la profanación sarracena, la Sagrada Imagen de la Virgen del Rocío”. ¿La realidad? Poco afecta a lo que hoy es una de las romerías más universales.

2. Hermandades de ultramar

El Rocío despierta devoción en muchas partes del mundo no hay que ceñirse solo a España. Un ejemplo es la Hermandad de Bruselas, que vive la devoción por la Reina de las Marismas desde el corazón de Europa. Otros ejemplos son las varias hermandades de Madrid o la de Ceuta, pero también las de Segovia o Vitoria. Y luego están las asociaciones rocieras internacionales: cinco en Argentina, una en Brasil, Bolivia, Australia… y la última en llegar. ¡La Hermandad de California!

3. La propiedad de la Raya Real

La Raya Real conduce por el corazón de las arenas hasta los terrenos colindantes del Rocío, y suele ser el camino que toman las hermandades que provienen de la zona de Sevilla. Curiosamente, hasta hace pocos años este territorio era propiedad de la ciudad de Sevilla. Según cuentan los cronistas, este trozo de camino que conduce al Palacio es parte del itinerario del Cazadero Real, que lleva de la puerta del Alcázar de Sevilla hasta la puerta del Palacio del Rey, al final de la Raya. Este camino también se llamaba antiguamente Camino de Mures, que es el nombre ancestral de la localidad de Villamanrique.

4. El terremoto de Lisboa

Había una ermita primitiva de la que hablan los escritos y, como ya hemos dicho, Alfonso X, que cuentan esos mismos escritos y algunas ilustraciones que era de estilo mudéjar. ¡Imaginen la diferencia con la actual! Ladrillo y reminiscencias moriscas para acoger a la entonces Virgen de las Rocinas. Para adornar aquel recinto sagrado compró en 1753 un retablo dorado el Ayuntamiento de Almonte que se encontraba en el Convento de Santa María de los Reyes de Sevilla -en la actual calle Santiago-. Pero el retablo duraría poco, ya que el terremoto terrible de Lisboa de dos años después dejaría la ermita reducida a escombros, de tal manera que hubo que derribarla para levantar un nuevo templo mientras la Virgen del Rocío era custodiada en Almonte, según cuenta Manuel Romero Triviño.

5. ¿De dónde viene el salto de la reja?

Podemos pensar que el salto de la reja que protagonizan los almonteños para portar a la Virgen y dar inicio a la procesión es algo ancestral, pero nada más lejos de la realidad. Podemos decir que es a mediados de la década de los 70 del siglo XX cuando son dos almonteños ansiosos por llevar a la imagen los que se saltan la reja sin aguardar a que abran las puertas. Desde entonces, la anécdota se convirtió en tradición. Según cuenta esta página, en los albores de la romería la Virgen salía por la mañana e incluso tardaba solo dos horas en volver a su templo. Luego se fue adelantando la hora de salida con el paso de los años hasta que llegamos a ese salto de la reja alrededor de las 2 ó 3 de la madrugada que vivimos ahora.

6. El pocito milagroso

“Hallase un pozo frente de la puerta de este Santuario, y siendo de tan cortos manantiales que puede ser apurado con el trabajo de solo un hombre en dos horas, abastece de agua a más de seis mil personas que suelen concurrir y a más de dos mil caballerías”. Así habla en las Reglas de 1758 del Pocito Santo que hoy se puede aún ver, aunque modernizado en la Plaza de la Virgen de la aldea. Dicen las sevillanas que cuando sale la Virgen, el agua del pozo es inagotable y en su momento fue el único lugar con agua potable para abastecer a El Rocío. En sus laterales, podemos ver azulejos que ilustran la fisonomía antigua de la aldea y de las antiguas ermitas.

7. Un monumento en la aldea no levantado por el hombre

En 2001 la Junta de Andalucía declaraba como Monumento Natural los acebuches de la aldea de El Rocío, que se encuentran en la conocida como Plaza del Acebuchal. Estos árboles, algunos de ellos centenarios, quedaron así protegidos para siempre por las instituciones. Los acebuches son los olivos silvestres, y son los antepasados de los olivos que tenemos hoy y que dan unas aceitunas más carnosas que las que nos ofrece esta especie. Uno de ellos, denominado El Abuelo, dicen que es el ser vivo más antiguo de Doñana, y su edad se calcula en unos 600 años.

8. Llámela Rocío aunque se llame Remedios

La Virgen del Rocío no siempre se ha llamado así. Lo cierto es que en la talla de la Reina de las Marismas, concretamente en su espalda, dice la leyenda que podemos encontrar una inscripción en la que se lee “Nuestra Señora de los Remedios”, y que bajo ese nombre fue venerada en las primeras décadas. La primera vez que se denomina como “del Rocío” a la Virgen es en 1653 en un acta de traslado de la Virgen a Almonte.

9. En realidad, solo mide un metro

La Virgen del Rocío, según han analizado numerosos historiadores, podría datar de finales del siglo XIII. Hasta ahí todo parece normal. Lo que muchos no saben es que era una imagen de bulto redondo que medía un metro. ¿Cómo hemos llegado hasta la altura que tiene hoy? Según sostienen algunos estudiosos que han tenido acceso a la imagen, la parte superior de la Virgen se desmembró para convertirla en una talla que se pudiera vestir a la moda de los Austrias (se duda entre los siglos XVII y XVIII). Por ello y por la peana de 16 centímetros sobre la que se sustenta, la imagen tiene hoy 156 centímetros de altura. Ah, y muchos historiadores coinciden en el origen francés de la talla. En el blog La alacena de las Ideas, que aporta numerosas fuentes de historiadores sobre la talla, se atreven hasta con una estampa de cómo debía ser la Virgen original, que es la que puedes ver aquí al lado, y que también recoge la Hermandad de Espartinas. Eso sí, algunos han demostrado que es un montaje sobre una foto antigua de una Virgen de Alcalá del Río.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X