Food General

Estas son las nuevas hamburguesas de Sevilla

hamburguesas sevilla nickel 2

 

Ejemplo más que claro de lo que significa comer en Estados Unidos, esta pieza de carne picada con variadas guarniciones metidas dentro de un pan abierto es para algunos casi una religión. Lo entendemos porque comerse una hamburguesa es al mismo tiempo una delicia y un pecado, sobre todo en esta recta final de la Operación Bañador. Pero… ¡A quién le importa! Te contamos cuáles son las últimas hamburguesas que han llegado a la ciudad y qué puedes esperar de cada una de ellas. 

Big Tavern (Amor de Dios, 47)

hamburguesas sevilla big tavern

En un local ecléctico y entre ladrillo y madera, este nuevo local a las puertas de la Alameda es un sitio para disfrutar con amigos de todas esas recetas que consideramos cuando queremos comer hasta reventar y nos da igual todo lo demás. Herederos del grupo El Papelón, aquí lo castizo se vuelve más internacional en un local con mucho rollo de taberna y un toque de luz mediterránea, en el que ofrecen decenas de variedades de cerveza. ¿Cómo son sus hamburguesas? Pues si algo las diferencia es que son solo de ternera, y prometen que ni lleva conservantes ni aditivos. En su carta, por ejemplo, tenemos la Italiana que va cubierta de una abundante y contundente boloñesa; o la Oriental, en la que el dulce, el picante y el salado se dan la mano entre pan y pan. Y por las mañanas tienen desayuno inglés para ponerse las botas. El aire de un pub inglés sin los clichés de los mismos.

Nickel (Esquina de Adriano con López de Arenas)

hamburguesas sevilla nickel 1

¡Uy que la caja de la hamburguesa se abre como una flor cuando quitas la tapa! ¡Que las patatas vienen en una tarrina de helado! ¡Fotos para Instagram! ¡Stories! ¡Likes! Nickel es mucho más que todo eso, porque es la hamburguesería que el Arenal necesitaba aunque el barrio no lo supiera. Abierta hace nada, en ella lo mejor es que puedes customizar absolutamente todo de tu hamburguesa. Desde el pan -¡tienen pan de cristal y pan de pretzel!- a la carne -que incluye una alternativa vegana con falafel casero o una ibérica hecha con presa- o la posibilidad de añadirle tantos complementos dentro del pan que no te quepa en la caja.

Entre sus recetas más pintorescas: ‘La Colorada’ -con sobrasada de Mallorca para ponerte perdido con gusto-, ‘The Soprano’ -un guiño a la mafia más televisiva con una combinación de tomates secos, rúcula, parmesano y mayonesa de albahaca- o la Tawena -con ¡algas wakame! y una mayonesa con soja-. Y todas acompañadas con unas patatas fritas que también puedes elegir, bien espolvoreadas con pimentón de la Vera, el toque dulce de las batatas fritas o al punto de sal, que te dirás que ya está bien de customizar cosas. Por cierto, si eres amante de las salsas, te ofrecen DIEZ para mojar.

No Piqui (Glorieta de Fernando Quiñones)

hamburguesas sevilla no piqui

Que diréis vosotros: a mi la glorieta esa no me suena de nada. Puede que no os suene porque está en Tomares. Y muchas veces parece que si salimos de Sevilla estamos haciendo algo malo. No pasa nada, Tomares está ahí y merece la pena visitarlo para más que para aprender cómo se suben las cuestas cuando te estás sacando el carnet de conducir. Los de No Piqui, que empezaron en Málaga, han sabido conseguir ese clima relajado en el que comer con amigos se convierte en toda una experiencia. Hamburguesas no es que tengan una, es que tienen diez. Y respetan a los veganos, a los que siguen una dieta, a los que son unos tiquismiquis quitando ingredientes o a los que les gusta comer como si el mundo se acabara mañana. Entre las más llamativas de su carta, encontramos la Napolitana -con jamón de Parma, berenjena, tomate a la plancha y queso provola- o la Benedict -con el desafío de meter un huevo Benedict y una salsa holandesa que bañen la carne al apretar el pan y a ti te entren ganas de besar al camarero-. Por cierto, sus fundadores son dos chicos que se cuidan y que aman lo que hacen, por lo que cada plato está pensado para ser equilibrado. Comer una hamburguesa no es sinónimo de mala vida, enteraos ya.

Goiko Grill (República Argentina 26 y Albareda 14)

hamburguesas sevilla goiko

Nos diréis que somos mainstream, que esto es una cadena y que solo son dos locales en Sevilla y que vaya timo. Pues si sus hamburguesas están para comprarle un piso al cocinero, ¿qué le hacemos? Además acaban de estrenar carta, lo que hace que queramos ir una vez más a visitarlos. Elige tu carne: de ternera, de costillar de cerdo, pollo o directamente sin carne, que es la opción vegana. A partir de ahí, un calvario para los indecisos.

La llamada ‘Bomba Sexy’ lleva queso Monterrey empanado -hasta luego Operación Verano-, la ‘Camburger’ es una sorpresa que incluye plátano frito y una salsa basada en una emulsión de Ron Santa Teresa, y la ‘Puchi’ nos reconcilia con el campo a través de unos jugosos champiñones en salsa y un poquito de bacon. Además, no podemos dejar de enamorarnos de un local que llama a su cóctel ‘Goikopita’. GOIKOPITA. A los amantes del humor básico nos han ganado ya.

Brooklyn American Food (Caños de Carmona, 9)

hamburguesas sevilla Brooklyn

La decoración de este local no puede dejarte indiferente. Si te deja indiferente es que eres un poto o un jaramago. Veraniego y fresco pero también elegante es el ambiente en el que este local de homenaje a la comida americana quiere desnudarte el alma y llevarte al huerto -figurado-. Este local en el corazón del distrito de Nervión es una declaración de intenciones para seducir a aquellos que ven en la hamburguesa un oscuro objeto de deseo.

Tienen cinco variedades de hamburguesas, que ya sabemos muchas veces que menos es más, sobre todo si no quieres hacerte la picha un lío y acabar dando algo mediocre. Que destacar que no podamos encontrar por ahí ni aunque miremos debajo de las piedras: la Hamburguesa Pastrami -con lonchas de pastrami, queso fundido, chucrut y una salsa de origen ruso- o la Minneapolis, en la que la carne es de cordero desmigado con queso feta, yogurt y aceitunas negras -un clarísimo homenaje a la Grecia que adornó también a través de la inmigración la cocina estadounidense-.

Ojito que además tienen la clásica pizza americana que puedes comerte en los restaurantes de Nueva York o el grill para hacerte las costillas más brillantes y lacadas que hayas visto. Ni Manhattan ni Manhatton, el sabor americano lo puedes saborear al lado de Luis Montoto.

 

Miguel Pérez Martín

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X